domingo, abril 09, 2006

¿Que buscas qué? En Urgencias


Tres años haciendo guardias en la puerta de urgencias del Hospital de Elche y casi uno haciendo guardias nocturnas en Santa Pola... dan para muchas cosas. Que nadie se piense que en los centros de salud no se ven cosas graves. Se ven. Y muy graves. Pero también están, como en "Lost"... "Los otros"

Hay gente que va por los motivos más peregrinos que os podáis imaginar a las urgencias de un hospital, o a las urgencias de un centro de salud. A veces, a horas incoherentes. Varios casos como ejemplo:

-Vengo a ver si me pueden dejar unas muletas o una silla de ruedas- Lo dijo una persona que entró por su propio pie, a las 4:00 de la mañana, por la puerta de urgencias. Salió a las 4:01 minutos, dejando detrás un residente dudando entre reirse o llorar.
-Que mi hijo lleva todo el día vomitando- Tras oirlo, el médico, miró su reloj... eran las 8:15 de la mañana.
-Que estaba mirando la tele y me ha dado frío- En efecto, amigo, la tele hoy en día da miedo. Al contárselo a la Maettra, me dijo que a ella le había pasado lo mismo y que se había tapado con una manta... ¿automedicación?
-Que creo que me ha dado un mal aire, me he levantado y he notado como si la boca se me doblase pa un lao. ¿Cree que será un mal aire, doctor? Es que tenía la ventana abierta. Va a ser un mal aire. ¿Puede ser un mal aire, doctor?- Por lo visto, entre los gitanos un "mal aire" es un paralís. Tranquilicé al paciente explicándole que no era un mal aire.
-Que se ha quedado dormida en el autobús, y si no llego a despertarla ni se despierta ni ná, creo que le tienen que hacer un escáner o una resonansia o algo- Con esta paciente usé un recurso aprendido de un gran médico. Le pedí una analítica, ya que la mujer tenía la tensión alta, y diabetes. Cuando llegaron los resultados, normales, por supuesto, comencé con la siguiente coletilla: "Por suerte, y gracias a Dios, no hemos descubierto nada malo, se pueden ir por esta vez tranquilamente a casa". El resultado es extraordinario... probadlo, probadlo...

Y una de las mejores:

-Que tengo un pitido en el oido derecho, y es tan fuerte que hasta mi mujer lo oye y no podemos dormir- Mi somnoliento colega, concienzudo como pocos, pese a lo absurdo de la situación, decide explorar ambos oidos al paciente. Mientras observa un gran tapón de cera en el oido izquierdo del paciente (siempre se comienza por el oido "bueno"), ante su sorpresa, comienza a oir un pitido muy tenuemente. Estupefacto, prosigue la exploración mirando el otro oido, con gran curiosidad. Y no ve nada anómalo. Pero sigue oyendo el pitido. Lo localiza a la altura del brazo izquierdo del paciente. Le sube la manga de la bata y el pijama al paciente y descubre un reloj digital en plena alarma. El pobre hombre lo localizaba en el oido derecho por el gran tapón de cera que tenía en el izquierdo.

Santa Pola, 15 de Agosto de 2005, 3:30 horas de la madrugada:

-Que me han picado unos mosquitos- dice, enseñándome tres picaduras en las piernas.
-¿Y?
-Que me pica.
-¿Y?
-Que no puedo dormir.
-¿Y?
-Que vengo a que me dé algo para el picor.
-Bueno, para eso están también las farmacias.
-Si, pero ustedes siempre dicen que los medicamentos los deben de prescribir los médicos, además, para eso pago la seguridad social.
-... (unodostrescuatrocincoseis yo me calmaré todos lo veréis) Tenga dos pastillitas de estas, tómeselas juntas que le quitarán el picor y además le darán sueño. Buenas noches.
-Gracias. (en ese tono)
-De nada. (en ese tono, tambien).

Y el recurso de otro colega a una de las más odiadas coletillas de nuestra labor, que es cuando discutiendo llegan a decirte aquello de:

-Oiga, que yo le pago a usted, ¿eh?
-¡Hombre! ¡Así que es usted! Pues siéntese, siéntese, qué ganas tenía de conocerle. Siéntese que tenemos que discutir unas cosas de mi salario, con el que no estoy nada de acuerdo.

Ju ju ju...

¿Estamos locos o no?

4 comentarios:

peibol dijo...

Hay que ser por lo menos Chuck Norris para tener webs de chulearle la un tio que te suelta: "Soy el que te paga"

Vaya crack!

Herrdoktor dijo...

No hombre, a tanto no aspiro. De todas maneras la réplica de Chuck Norris hubiera sido una patada giratoria.

Anire dijo...

Jajaja que paciencia no???
Supongo q la gente que trata tan d cerca a otros siempre tiene algo q contar, mis padres con la clínica veterinaria dicen que tienen para escribir un libro :)

JC dijo...

Aun te queda mi madre. Y aunque es mi madre y la quiero, se que es carne de "el diario de Patricia". Una conversación:

- Carlitos... (voz de ultratumba).
- Que. (voz de "otra pregunta").
- Me duele la cabeza.
- Y?.
- Y si es un tumor?.

De eso hace como 10 años. Sigue viva, sin tumores y haciendo preguntas de la misma calaña.

Nos vemos.