viernes, septiembre 28, 2007

HerrTV

Ahora que acabo de intervenir en un post de Ruth, he pensado en la cantidad de series sobre la profesión que hay, y en lo poco que me gustan. He aquí mi pequeño análisis:

HOUSE: mi favorita. No por la temática médica. Es el personaje el que me resulta gracioso, las tramas, el reparto. Me gusta porque se nota que no quieren dar una sensación de "realidad", si no de todo lo contrario. Un médico excéntrico en situaciones excéntricas y desesperadas, con soluciones excéntricas, desesperadas y disparatadas. Me gusta porque hace que me lo pase bien. No aspiro a ser un House en mi práctica habitual, aunque a veces me encantaría tener sus salidas, su locuacidad y su mordacidad ante un paciente "de esos".

ER (Urgencias): Quizás la mejor documentada de todas. Me gusta la variedad de personajes que hay, con la variedad de maneras de afrontar situaciones ante un paciente, ante las circunstancias de un paciente. Me gusta porque también dota de humanidad a los médicos de la serie (se equivocan, enferman, son malos pero tambien son buenos, no son perfectos). Ratos divertidos, ratos de pensar, ratos de emocionarte...

Hospital General: un truño. NADA realista. Los personajes me chirrían por todos los lados. No me resultan naturales, no me los creo. Me parece poco documentada y que da una imagen equivocada a la población sobre cómo es/debe ser la sanidad. El mismo tipo te opera un ligamento cruzado de la rodilla de urgencias que hace una operacion cerebral, que hace un parto o un bypass en el corazon... y todo DE URGENCIAS. Sin contar con la ecografía, TAC, Resonancia... en el instante! y de urgencias! Éstos además estoy seguro de que son culpables de que mi trabajo a veces no resulte nada sencillo ("Buenas, vengo a que me haga una ecografía")

El resto, ni las veo.

Ahora, como digo en el post de Ruth: si queréis tener una idea de cómo es la medicina de familia (o cómo pienso que debería ser):

"Las confesiones del Dr. Sachs"
(La Maladie de Sachs).

Buena pelicula y mejor libro. Es un médico de familia francés que comienza a ejercer en un pueblo pequeñito de la campiña francesa. Cuenta, variando el punto de vista (el médico, el otro médico, los pacientes, los familiares de los pacientes) cómo influye en el sentir del pueblo el nuevo médico. Cómo se va involucrando. Cómo van cambiando las cosas según va desvelando todas las partes de las verdades de cada uno. Y cómo ser un buen médico de familia, comprometido, no es gratuito.

En fin, salgo de guardia, no doy para mas. :P

2 comentarios:

Ruth dijo...

¡¡No hablas de la "Doctora Quinn!! Ella sí que tenía mérito, que operaba con un escalpelo de madera.

Herrdoktor dijo...

La Dra. Quinn (ti da cuinn??) me pilló en muy mala época, hecho un lechuguino, con las hormonas en ebullición... además, le encantaba a mi hermana, y como está escrito, yo la tenía que aborrecer (a la serie, no a mi hermana... ejem...).
La tengo catalogada mentalmente como culebrón. Todo y que nunca vi un capítulo entero...