lunes, enero 16, 2006

Don de lenguas


Esto me ocurrió al principio de mi primer año de residencia, en urgencias. No sé si sería la primera guardia... pero vamos, verde sí que recuerdo que estaba (más que ahora).

Llamo por megafonía y acude una viejecilla en una silla de ruedas conducida por un viejecillo. (Por la actitud, se dedujo que era el marido).

Los hago pasar a un "box" y comienzo con la clásica pregunta:


-Buenas tardes, ¿que le sucede?
-Ains, pos mirusté, que me duele muncho la cabeza, mirusté.
-Aaaajá... y ¿desde cuándo?
-Ainnnns mirusté, dende hace unos mese.
-Ya. Unos meses. ¿Y qué tratamiento le da el médico de cabecera?
-No sé. Pero no me hace nada, mirusté.
-Y el motivo de venir hoy ¿es porque le duele más?
-No, pos igual. Pero tambien me duele el cuello, y los hombros, y las rodillas... y además me se comen los nervios, mirusté.
-... Y... ya toma algo para los nervios?

Aquí es el momento en que el marido saca la bolsa con todos los medicamentos que toma (media farmacia). Yo me aturullo. Así que dejo la bolsa de medicamentos sobre la mesa y me dedico a explorar a la paciente. Una prueba por aquí, una pregunta más por allá... sigo sin tener ni idea de por dónde coger a ésta paciente (dedicado a mis lectores argentinos (o debiera decir lectora?)). Así que uso el recurso más socorrido: pido una analítica. Se lo hago saber a la pareja, y una vez atado este tema, me pongo a escribir lo que he encontrado en la exploración y los medicamentos que toma en la historia.

En esto, que el hombrecillo se me acerca:

-Doctor, le tengo que felicitar.

O_o

-¿Por? (Aquí me viene a la cabeza el único motivo de no haber echado a su mujer de la sala de urgencias)
-Por su dominio del español.

O_o O_o

-Y eso... ¿qué merito tiene?
-Hombre, lo digo porque... siendo de fuera...

O_o O_oO_o O_oO_o O_oO_o O_oO_o O_oO_o O_oO_o O_oO_o O_o

-¿De fuera de dónde? Si soy más de Elche que las palmeras!!
-Ah! Es que yo me pensaba que era extranjero! Como es usted tan moreno!

Y ahí quedó la cosa. Más tarde, la maettra me decía que le tenía que haber preguntado que de dónde se había pensado que era. Para ver de qué tengo cara. Pero una vez más me quedé con la duda.

Dos años después, me los encuentro a los viejecillos en la consulta del centro de salud. Son del cupo de mi tutor. No me recuerdan (o eso parece) ni ahora les parezco extranjero. Quizás un día me lance e intente salir de dudas.
Mientras tanto... ¿tengo cara de ser de fuera de España? (Soy el de gafas, el otro es mi cuñado Peibol)

5 comentarios:

Negra Murguera dijo...

No le recetaste gafas al abuelo?
Yo no te veo muy extranjero...

Herrdoktor dijo...

Pos eso pienso yo...

Creo que esto sucedió a la vuelta de la luna de miel, que es cuando más moreno he estado en los últimos 10 años. No sé si tendría que ver.
Quién sabe, lo mismo tengo un acento raro y nadie me lo ha dicho nunca.

MAETTRA de Informática dijo...

Es cierto... nos has pillado. No hay quien te entienda con ese acentazo!!!

:-P

Ente dijo...

Todo es posible al lao de parmerar...
Como sabrás, David, hay un poster de Jerusalén en el despachito que se usa para triaje, pos no falto quien me preguntó..."tu eres de ahi, no?"...

En fins....
;-)
(Volveréeeeeee.....)
Moraleja:
Nunca le des la direccion de tu Blog a un Ente. En los próximos dias entenderás porqué...

Herrdoktor dijo...

Me molaba más cuando te preguntaban si eras el hijo de Bonilla... ese médico hindú que es jefe de urgencias.
Sin coñas: una R1 peruana (de unos 50 años, sí, las cosas están cambiando y mucho, ya te contaré, ya). Lo que decía, que me lio, que una R1 anoche en Santa Pola me preguntó si Fernando Bonilla era hindú.
Pero con esas palabras: "¿Fernando Bonilla es Hindú?".
Mi respuesta: "Sí, ¿a que no sabías que Fernandobonilla es un nombre típico hindú?".

País...