miércoles, febrero 13, 2008

Urgencias, desde el otro lado

Image Hosted by ImageShack.us


Me contaba el otro día "La Cobra", que es mi cuñado (el hermano mayor de La Maettra y el Datil) su experiencia hospitalaria más reciente -por usar términos médicos exactos, lo que hizo a "La Cobra" acudir a urgencias fue un "corte jamonero".

Situémonos: un día entre semana, me llama a eso de las 21:30, para decirme que se había cortado en la mano cortando jamón. Que qué hacía. Le recomendé acudir a urgencias del hospital, y aunque era un poco remiso, le hice ver que era la mejor opción.

Así que "La Cobra" decidió acudir al hospital... después de cenar tranquilamente. Llegó, dio sus datos y se dispuso a esperar. Se entretuvo observando a sus compañeros de sala. Curiosamente, conocía a un par de ellos. Uno que juega un partidillo de fútbol semanal con él (ni federado, ni de competición, el típico de amigos y conocidos... solteros contra casados, vaya), y que en ese partidillo se había golpeado contra otro jugador y tenía el dedo como una morcilla.
También había un señor que había traído a su padre para nosequé, acompañado por su cuñada, que en un momento dado se comenzó a marear hasta el punto de desmayarse. Enseguida, el revuelo de celadores y auxiliares que vinieron a recoger al desmayado y lo entraron para una rápida valoración. Y el papelón para la cuñada, porque al momento llegaron la mujer y la madre del desmayado... menos mal que había una conocida (La "comisionada", según la bautizó "La Cobra) que les organizó la vida: (Nena, tú entra que tu marido se ha desmayado. Mari, tú hombre está en un box que lo están auscultando ahora).
Y un señor de entre 40 y 50 años, que se había torcido el tobillo, que se llevaba de calle a celadoras, enfermeras y auxiliares con su simpatía y su retranca.

Llegó el momento en que hicieron pasar a "La Cobra". Le ven el corte, y al final deciden que hay que coser. Mientras lo preparan, la residente decide si le pone anestesia o no, deciden si hay que poner antitetánica o no... van pasando algunos de los compañeros de sala de espera.

El primero, el "compañero de equipo", que cuando le preguntan cómo se lo había hecho dice que se cayó paseando al perro, porque echó a correr y se tropezó. "La Cobra" flipaba... el día que me lo contó me dijo que no entendía por qué mentía como un bellaco. Mientras tanto, la residente comenzaba a coser.

El segundo, el de la torcedura de tobillo, al que habían hecho ya las radiografías y resultaba que le tenían que operar. El hombre se lamentaba: "Cheeee, si yo en la vida me he roto nada... y mira que me he pegado trastasos... ¿y no me pueden poner una escayola y que me cure así?". El caso es que el hombre se resigna y decide pasar al ataque, echando los trastos a médica, enfermera, auxiliar... invitándolas a un arroz con conejo y serranas. "Que no invito a cualquiera, eh? Que tengo gente detrás pidiéndome AÑOS que les invite..."
Mientras tanto, la residente acababa su sutura...

Total, que "La Cobra" descubrió que a veces las urgencias son divertidas, que hay gente muy curiosa por ahí... y que a menudo mienten como bellacos... si al final House acertará y todo.

7 comentarios:

Ruth dijo...

Bueno..., yo fui hace poco al hospital a acompañar a un familiar a hacerse un insulso tac de oído y salí de allí mala malísima. Ese olor, ese amor a la enfermedad..., yo de "El cobra" me habría hecho un zurcido casero.

Herrdoktor dijo...

Uf, es que esa zona del hospital en concreto es bastante deprimente (por no decir que da asco). Pero sí, ese aspecto de los hospitales es el que uno siempre tiene en mente y no quiere pensar en él... hasta siendo médico!

doctordiabetis dijo...

Parecen realidades diferentes desde el punto de vista del médico y del paciente.

David I dijo...

Ese "Cheee" me ha llegado al alma.

La verdad es que si consigues abstraerte de la cruda realidad de las urgencoas hospitalarias, hay cosa bastante graciosas.

datilconmaletas dijo...

Que bueno volver a leerte HerrDoktor! Ahora ya entiendo por qué decias que se lo paso bomba la cobra, jeje

Herrdoktor dijo...

david i: tú lo has dicho... si consigues abstraerte. Y en efecto, cosas como el "Cheee" se llevan en la sangre... ;)

datil: si es que se lo pasó pipa!!

Maettra dijo...

Y el de la torcedura de tobillo, el del arroz, comentaba...

- Pero como me lo he roto? Si yo tomo mucho queso, y mucha leche... y tomo actimel

A lo que el medico que le atendía le comentó

-Si, pero seguro que el actimel es del de Mercadona

-Ah, eso si. Será por eso...


En fin, quitando la maestría de la familia cortando jamón, se queda con la experiencia urgencias....