sábado, marzo 18, 2006

Charlas en la sala de espera


Hay veces (pocas, la verdad) que tenemos pocos pacientes, o tardan en venir. Dejamos la puerta abierta para que cuando lleguen pasen directamente. Y en esas ocasiones me entretengo escuchando las conversaciones que mantienen los pacientes en la sala de espera.
La del jueves pasado fue especial. Estaba solo, ya que Donadoni habia ido a una junta de personal al hospital.
El tema de la conversacion eran los otorrinos del hospital, y la voz principal era de una señora de unos 50 años, que iba con muletas:
"Pero si cuando fui yo al hospital ni me hicieron una resonansia ni ná!!!"
"Y cuando volví a casa menos mal que paré a mi marido, porque había cogido una pistola y se iba a matar al médico!!"
"Y los de San Fermín... los de San Fermín... tela, tambien, eh? Cuando la epoca de mi chiquillo, mataron a cuatro chiquillos, y mi nene era el quinto. Y menos mal que mi marido cogió una escopeta y se fue al otorrino y le dijo ¡Como toque ese teléfono se queda sin mano! ¡Ya está curando a mi chiquillo! Y lo curó, eh? Que cuando quieren, lo hasen."
Aquí es donde yo debo de recordar que mi consulta comparte sala de espera con las consultas de Salud Mental, pero puerta con puerta, eh? Así que lejos de escandalizarme, esto más bien me daba risa. Pero la risa se me cortó con el siguiente comentario:

"Y ensima llego al sentro de salud, y me encuentro que me han cambiado de médico... Quinse años con el mismo médico y me lo quitan. Y todo es culpa de las alimañas esas, que estamos rodeados de ellas, las alimañas esas que vienen en pateras y de América... Aqui unos cotisando toda la vida, pagando la seguridasosial, para que vengan estas alimañas y sin pagar ni ná les den médico"

Una joyita, eh? Entró a Salud Mental, he de decir como dato. No excusa. Dato. Ya os digo que se me quitaron las ganas de reirme. Porque toda la sala de espera emitió un murmullo de aprobación. Deplorable. Asqueroso.

3 comentarios:

peibol dijo...

A un@ de es@s querría verl@ yo aquí en Madrid, esto sí que es un ejemplo de mestizaje.

En cualquier caso, algunos locos lo son pa'lo que quieren.

Arriba EhpàÑa!! ;)

Negra Murguera dijo...

A mi nunca me van a poder acusar de robamédicos :)

peibol dijo...

por lo que se rumorea peligra mas la señora esposa del medico que el medico mismo

un abraaazo ;)