domingo, marzo 12, 2006

Jugando al Dr. House


Guardia de sábado en el hospital. Si hay alguien raro en Elche, no te preocupes, que lo acabarás viendo un sábado por la noche en Urgencias del Hospital.
La guardia ha sido durilla, ha habido bastante trabajo, pero se ha sacado adelante. Ha habido bastantes momentos estelares. Como por ejemplo cuando Robert ha querido lucirse y ha llamado a su paciente inglesa por megafonía: "Mary Smith... FEEL the green line!!". El pobre ha tenido la desgracia de que lo HE OIDO. Y claro, no podía desaprovechar esa ocasión de oro. He empezado (en medio del control de enfermería) a gritar: "SIIII!!! LA SIENTO!!! SIENTO LA LINEA VERDE EN MI!!! ES MARAVILLOSO!!! LA SIENTO!!!!"
Debería hacérmelo mirar.
Por cierto, la inglesa venía porque no cagaba desde hacía 5 días. Le han puesto un enema y la mujer se ha aliviado. Ha transferido su atasco al water del pasillo de urgencias, como ha hecho notar una paciente mía a gritos desde dentro: "Aquí no se puede hacer nada!!! Esto está lleno de mierda hasta el borde!!!"
Ha sido un duro trabajo para el fontanero del hospital.
La noche ha empezado a traer a gente con "urgencias" de segundo orden, ninguna con riesgo de enfermar con gravedad ni de morir. Crisis de ansiedad, crisis de ansiedad tras consumir cocaína, dolores de cuello, dolores de garganta, dolores lumbares, dolores de muelas, sequedad de boca (??)...
Pero donde me he lucido ha sido con una mujer que han entrado en una cama. Me dicen que se ha desmayado en casa y que el marido piensa que es un infarto. Me acerco a verle la cara y veo una mujer joven tumbada, temblando. Lo primero que he pensado es que era otra crisis de ansiedad. Pero por si acaso, le he pedido un Electrocardiograma. Mientras los enfermeros han ido a buscar el aparato, yo estaba con los estudiantes de enfermería. He decidido comprobar la autenticidad de la supuesta pérdida de conocimiento. He cogido la mano de la enferma, la he situado por encima mismo de su cara y la he soltado. Misteriosamente, la fuerza de la gravedad en vez de actuar de forma rectilínea lo ha hecho de forma curvilínea, o acaso había apuntado mal, porque la mano ha hecho una curva y no se ha dado en la cara. Los estudiantes de enfermería me han mirado con los ojos muy abiertos. Les he sonreído, he vuelto a coger la mano, he apuntado más cuidadosamente, y de nuevo la mano ha errado el golpe. Seguían mirándome atónitos los estudiantes de enfermería. Me he vuelto a sonreír y mientras hacían el electro, he salido a hablar con el marido de la señora.
Le he preguntado si había perdido el conocimiento. Me ha dicho que sí. Sin dejarle tiempo a decir nada más, le he preguntado si lo ha hecho justo en medio de una discusión. Y me ha vuelto a responder que sí. Le he dicho que no se preocupe, que no es nada grave, que es todo psicológico, aclarando que no lo hace a voluntad. Que es la mente que traiciona al cuerpo. Pura ansiedad (lo que los clásicos llamaban histeria).
Con el ECG normal en la mano, me he sentado al lado de la cama de la mujer, que seguía temblando. Tranquilamente, he empezado a explicarle a la mujer que no pasaba nada grave, que era simple cuestión de nervios. Le he dicho que ahora se iba a relajar y a dejar de temblar.
La mujer ha dejado de temblar.
Los estudiantes de enfermería han subido un grado en su escala de "Flipo con el médico este".
Le he dicho que poco a poco iba a recuperar el nivel de consciencia.
La mujer ha empezado a balbucear y a moverse.
Los estudiantes increíblemente aún han abierto más los ojos.
Le he dicho que ahora iba a abrir los ojos y a mirarnos, para conocer a su médico y sus enfermeros.
La mujer ha abierto los ojos, nos ha mirado y se ha echado a llorar (no es para menos, a las 4 de la mañana no estamos para tirar cohetes).
Los estudiantes han quedado al borde de idolatrarme.

En fin... más sabe el diablo por viejo que por diablo. O lo que es lo mismo. Te tienes que "comer" un par de estas situaciones antes de manejarlas con esa soltura.
Lo mejor es lo divertido que es contarlo después...

4 comentarios:

peibol dijo...

Herrdoktor, eres un Semi-Dios!!

Ahora, si no es mucha molestia, llama a mi casa. Yo me pondré el auricular en mi maltrecho lumbago. Entonces espero que le susurres a mi "ansiedad" (cicatriz muscular, contractura, hernia discal, pinzamiento ciático o lo que coño sea) y le digas:

- "vas a dejar de molestar"
- "vas a dejar de doler"
- "vas a dejar de joderle el dia a peibol"
- "vas a desaparecer cuando mis labios pronuncien la palabra CENTOLLO"
...
- "CENTOLLO"

Y entonces colgarás el teléfono y yo diré:

- Deivid, eres DIOS.

Herrdoktor dijo...

Centollo, bogavante, gambon rojo, y todo el marisco que haga farta, cuñao!!

Negra Murguera dijo...

Pero vos sos mucho mejor!!!
House que se tira los primeros 40 min del capítulo diagnósticando y medicando cualquier cosa, para dar con la enefrmedad real en los últimos 5 minutos y vos la sacaste al toque ;)

Duda1: Por que DE NOCHE hay muchísima mas gente en urgencias que durante el día???
O es la misma cantidad de gente pero hay menos médicos? o estan mas dormidos y son mas lentos?

Duda2: Peibol es tu cuñado? Y JL tu primopolítico?
Si que sos un MEDICO DE FAMILIA...

Herrdoktor dijo...

De noche son menos gente (habitualmente)... pero de mayor "calidad". A eso añadamos que el nivel de cansancio y cabreo del médico es mayor.

Y en efecto, la familia me mantiene el blog... y casi que la profesion!!